Cultivar café de calidad sin uso de contaminantes es un reto para los productores hondureños que desean contribuir con el medio ambiente. Y no hay nada más gratificante que el café producido bajo esos estándares de calidad obtenga menciones y reconocimientos internacional. Este es el caso de Cafés Finos Corquin (CAFICO), quienes producen el café más limpio del mundo. El café de la Finca La Lesquinada de Leonel, Sergio y Walter Romero, se cultiva en las montañas de Corquin, Copan y exportando al país de Alemania, comercializando a través de Molinos de Honduras y su grupo Vólcafe. 44 mil libras de café hondureño en perfecto estado llegan a ese hermoso país europeo, gracias a la magnífica labor de Cafés Finos de Corquín, que hacen el “magnífico ritual” de cultivar el café de calidad, catalogado como el mejor del mundo.